Unos 16.000 trabajadores autónomos de Canarias pagaron a Hacienda por cuotas de la Seguridad Social más dinero del que ingresaron por su actividad profesional.

El año pasado cotizaron por el sistema de módulos 78.182 trabajadores por cuenta propia del Archipiélago. Algo más de 78.000 declararon un beneficio neto de 12.960 euros de media, es decir, un salario medio de 1.080 euros.

Solo un 10% de los autónomos isleños alcanzaron un nivel de ingresos similar al salario medio en la región.

Por otro lado, 15.900 autónomos de las islas pagaron a Hacienda durante el pasado ejercicio más de lo que ingresaron. Esto significa que dos de cada diez trabajadores autónomos del Archipiélago finalizan el ejercicio en números rojos por los pagos a la Seguridad Social.

Este desequilibrio, resultante de pagar más de cuota de autónomo que beneficio real de la actividad, se está tratando de corregir. La nueva ministra de Trabajo, la socialista Magdalena Valerio, está dispuesta a revisarlo.

Esta semana se ha planteado por primera vez que los autónomos paguen en función del rendimiento económico obtenido y no sobre una base prefijada.

La Ministra ha explicado que debería existir un acuerdo por el cual los autónomos paguen en función de sus salarios reales, al igual que lo hacen los trabajadores por cuenta ajena.