La Seguridad Social recibirá 13.830 millones de un préstamo del Estado para hacer frente al pago de las pensiones.

El Ministerio de Seguridad Social ha indicado que este préstamo es «similar» al de otros años y ya estaba previsto en los Presupuestos.

No obstante, este año tendrá mayor impacto sobre los ingresos y gastos del sistema por las medidas tomadas por la pandemia. Entre ellas, la prestación extraordinaria a autónomos por cese de actividad, la suspensión de cotizaciones a la Seguridad Social por ERTE de fuerza mayor o la flexibilidad en los aplazamientos de los tributos. Además, ha crecido notoriamente el gasto en prestaciones por desempleo.