Tras una reunión de casi tres horas, los Gobiernos central y canario superaron ayer las discrepancias en la tramitación de la parte económica del REF, garantizando que en el futuro no se pueda recortar la bonificación al transporte de residentes.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, accedió a eliminar del proyecto de ley del REF económico el concepto de tarifa bonificable y sustituirlo mediante enmienda en el Congreso por alguna fórmula que ancle en la ley el derecho a la bonificación.

El empeño inicial del Gobierno por introducir en el REF la tarifa bonificable respondía a la preocupación por los abusos que en ocasiones cometen algunas compañías aéreas. La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, transmitió al Ejecutivo estatal su apoyo absoluto a las medidas contra estos abusos.

Asimismo, también quedó desbloqueado el otro punto de conflicto, la negativa inicial del Estado a incluir en el REF la subvención a la potabilización de agua para riego agrícola.