La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el presidente canario, Fernando Clavijo, firmaron ayer un convenio de colaboración en materia de inspección de trabajo y lucha contra el fraude a la Seguridad Social.

Báñez felicitó a las Islas por su esfuerzo conjunto y los buenos resultados logrados en términos de creación de empleo.

Según la ministra, «Canarias va a la cabeza, está gestionando bien sus competencias y ya ha recuperado dos de cada tres de los empleos que se perdieron durante la crisis».  «Se ha pasado de destruir empleo a crearlo y desde el inicio de la recuperación se han creado 110.949 puestos de trabajo en las Islas, lo que supone un 67,5%», añadió Báñez.

Según los datos del Ministerio, en el último año el número de parados se ha reducido en 23.100 personas en el Archipiélago.

Báñez también destacó «la calidad del empleo creado», porque asegura que la contratación indefinida crece en Canarias a un ritmo del 25%, 5,5 puntos porcentuales por encima de la media estatal.

Como resultado de la acciones para detectar el trabajo no declarado, la ministra destacó que desde 2012 en las Islas han aflorado 25.000 empleos como consecuencia de las casi 50.000 inspecciones realizadas y se han convertido 20.000 contratos temporales en indefinidos.

Por su parte, Fernando Clavijo explicó que la reunión también ha servido para resolver los recursos de empleo. Anunció la introducción en los Presupuestos estatales de un plan para autónomos, por un importe no inferior a 5 millones de euros.

También están previstas acciones en materia de intervención sociolaboral para atacar el paro estructural.