Los gobiernos de Canarias y Baleares han propuesto la creación de un fondo estatal para financiar los costes de la insularidad al margen del sistema de financiación autonómico.

La consejeras de Hacienda de Baleares y Canarias, se reunieron ayer en Santa Cruz de Tenerife para tratar la posición de ambos archipiélagos en la reforma del sistema de financiación de las comunidades autónomas, que calificaron de “injusto” e “insostenible».

Reclaman un nuevo modelo de financiación que asegure que todos los ciudadanos tengan el mismo nivel de gasto público. Para ello solicitan la constitución de un fondo específico que tenga en cuenta los costes de la insularidad y de la doble insularidad.