Canarias tendrá que luchar este verano con dos de sus grandes competidores turísticos, Turquía y Grecia, cuyas reservas crecen a un alto ritmo.

Un mercado tan importante para las islas como el alemán, apunta a un crecimiento de sus reservas de verano de un 18%, así como un auge de un 2% en el gasto.

Esta tendencia será más notable en países como Grecia, que se presenta como el destino más atractivo para los alemanes con un crecimiento en reservas de dos dígitos. Turquía, por su parte, cerró el mes de enero con más del doble de reservas que un año antes.

Canarias también se beneficiará del crecimiento del mercado alemán, aunque en menor medida. Las reservas desde este país para el verano han aumentado en torno a un 2%.

Desde el mercado británico no llegan tan buenas noticias. Pese al aumento general de la intención de viajes en el Reino Unido, las reservas para aeropuertos canarios apuntan a un descenso de un 8%, que contrasta con el incremento en otros destinos competidores.