El pasado jueves, el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) aprobó una nueva vía de déficit que obvia una relajación de la regla de gasto. De esta manera, Canarias no podría gastar sus 598 millones de superávit de los que dispone para los presupuestos autonómicos de 2019.

Por este motivo, el Gobierno canario ha planteado una alternativa estudiada por sus técnicos que está dentro de los márgenes legales, y la trasladará a Madrid para que la contemple.

Se trataría de una interpretación más flexible de la regla de gasto que permitiría añadir a las cuentas regionales todos los recursos tributarios obtenidos tras cumplir los objetivos de déficit y deuda establecidos por el Estado y por la UE.

El CPFF elevó del 0,1 al 0,3% del PIB el límite de déficit para las comunidades autónomas para el próximo ejercicio, lo que no beneficia a las regiones sin déficit.