Canarias registra las menores tasas de ocupación del país entre los menores de 25 años, según un informe de Randstad. Del estudio se deduce que a mayor nivel educativo, mayor es la tasa de ocupación.

Madrid es la región con mayor tasa de ocupación de los trabajadores menores de 25 años, con un 74,9%, superando la media nacional (63,7%). Las menores tasas corresponden a Canarias, Cantabria, Asturias, Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura, todas ellas por debajo del 60%.

En términos absolutos, más de 902.000 menores de 25 estaban trabajando al finalizar el primer trimestre, un 8,9% más respecto al año anterior y un 51,8% menos que en 2008.

Tras los jóvenes con educación superior, con la tasa de ocupación más elevada, se sitúan los jóvenes menores de 25 años que han cursado estudios secundarios, con una tasa de ocupación del 60,6%, y, por último, los que disponen de formación primaria (42,7%).

Después de cinco años de aumentos continuados, la tasa de ocupación de los empleados menores de 25 años se situó a cierre del primer trimestre en el 63,7%, porcentaje que llegó a máximos en 2008 (78,9%) y que tocó fondo en 2013, con una tasa del 43,1%.