El próximo año 2018 Canarias tendrá el presupuesto con mayor crecimiento de su historia, con 938,4 millones de euros más, un 12,9% de incremento, hasta los 8.239 millones.

El Gobierno regional también aprobó ayer una bajada de impuestos que reducirá en 124 millones los ingresos de las arcas autonómicas.

Las medidas fiscales se basan en bonificaciones del IRPF y reducciones del IGIC para pymes, autónomos y familias que tengan gastos de guardería, escolares, por acogimiento de menores, por cuidar a discapacitados y dependientes y por reformas y/o compra de la vivienda habitual.

Propuestas para la rebaja fiscal

Exención del IGIC para los autónomos y pymes que facturen menos de 30.000 euros anuales. Se podrán beneficiar unas 64.000 personas.
– Reducción del 7% al 3% a empresas dedicadas a reformas y mejora de viviendas.
– Reducción del 7 al 3% para los jóvenes menores de 35 años que compren su primera vivienda (2.200 jóvenes).
– La telefonía fija y móvil bajará al 3%.
– Productos de higiene femenina exentos de IGIC.
– Deducción de 400 euros en los gastos de guardería, que beneficiará a 21.750 niños.
– Deducción de 100 euros para los gastos de libros, material escolar, transporte y uniforme (350.000 alumnos).
– Bonificación de 250 euros a familias con un menor en régimen de acogida (2.500 hogares).
– 500 euros de deducción del IRPF para familias con personas con discapacidad o dependientes a su cargo (41.700 familias).
– Deducción del 10% sobre los gastos de enfermedad (518.297 personas).
– Aumento de la deducción por las donaciones a ONG con fines sociales y ecológicos (88.000 personas).
– Bonificación del 10% hasta 7.000 euros a los gastos en obras que contribuyan a la eficiencia energética de las viviendas habituales.

En el apartado del gasto, los servicios públicos y el gasto social se llevan ocho de cada diez euros del presupuesto. Los 416 millones que ganan las cuentas por la desvinculación del REF del sistema de financiación autonómica, se destinarán íntegramente a los servicios públicos: Sanidad 231,1 millones más; Educación 100,4 millones y políticas sociales y empleo 99,5 millones de euros.

La inversión pública aumenta en 176 millones, de 344 a 520. Las transferencias a cabildos y ayuntamientos crecen en 142 millones. La consejera Rosa Dávila explica que este incremento de la inversión ayuda al dinamismo de la economía canaria y apoya la creación de empleo.

El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, indicó que la aprobación mayoritoria del presupuesto está garantizada.

Estos presupuestos regionales se han elaborado sin saber aún si habrán presupuestos del Estado el próximo año. Una vez que el Ministerio de Hacienda presente sus cuentas al Congreso y éstas se aprueben, Canarias podrá contar con más fondos.