Canarias ha frenado la diferencia con el resto del Estado en comercio electrónico, pero aún sigue siendo la última comunidad en porcentaje de la población que realiza compras a través de Internet.

El 24% de los residentes isleños de 16 a 74 años declaran haber adquirido algún producto en la red durante los tres últimos meses frente al 34,9% del conjunto estatal, según un sondeo del INE.

Pese a la reducción de la diferencia durante los dos últimos años, la brecha es de casi once puntos porcentuales. El miedo y la desconfianza de la gente son las razones.

Los 546.542 consumidores electrónicos de Canarias durante el último año sufren más problemas que los del resto de España (12% y 9,1%, respectivamente). Entre los motivos con mayor incidencia en el Archipiélago que en la Península aparecen los retrasos en la entrega (5,6% en Canarias y 4,1% en toda España), los costes finales mayores que los indicados (2,2% y 1,2%), productos o servicios entregados con defectos o diferentes a los encargados (5,8% y 3,6%) u otros problemas (1,3% y 3,4%).

Esos “otros problemas” se refieren a las dificultades para tributar personalmente el trámite aduanero o a los abusos de algunas empresas transportistas para cobrar el procedimiento.

El Gobierno autonómico ya aprobó una modificación legislativa para aumentar de 22 a 150 euros el importe mínimo exento de la presentación del Documento Único Administrativo (DUA), trámite de despacho aduanero, pero la iniciativa requiere de una ratificación en las Cortes Generales que está por concretar por la interinidad del Ejecutivo estatal.

Tampoco se han realizado las modificaciones necesarias en el sistema informático de la Ventanilla Única para el Comercio Exterior en Canarias para liquidar el IGIC en los productos de 22 a 150 euros sin cumplimentar el DUA.