El Boletín de Coyuntura Económica del tercer trimestre de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, señala que Canarias será una de las comunidades autónomas más dinámicas durante el próximo año, gracias al mantenimiento de la actividad turística y a tener el mayor presupuesto público de toda la historia.

Los resultados alcanzados hasta el mes de septiembre y las buenas perspectivas empresariales para finales de año permitirían que en 2017 el PIB canario crezca sobre el 3,7%, pasando al 2,7% en 2018.

El turismo es el gran responsable de estos datos. No obstante, el director de la Cámara advirtió del agotamiento en el sector, que “está rozando sus límites de crecimiento”.

Los datos del Boletín confirman cuatro años de recuperación, desde que a finales de 2013 la economía canaria dejara atrás la recesión, la destrucción de cerca de 15.000 empresas y una tasa de paro del 35%. Al cierre de este tercer trimestre se han recuperado 13.077 empresas y el desempleo es del 21,9%.

Caixabank habla de tres aspectos que han contribuido a la recuperación económica: la situación de tipos de interés más bajos de la historia, la inversión de las empresas, que se endeudan a tipos fijos bajos y que aprovechan las coberturas de tipos de interés y, por último, la reducción de la tasa de morosidad, que se ha situado por debajo del 5%.

La entidad financiera ha detectado una actividad inversora “excepcionalmente buena” en Canarias, en donde las operaciones crediticias han crecido desde los 738 millones de euros a los 1.100 millones en un año.

Además, los niveles de ocupación en Canarias son ya cercanos a los que había antes de la crisis: 886.100 ocupados en el tercer trimestre de 2007, y 855.200 en el de este año.