Canarias es la segunda región que más tarda en abonar los pagos empresariales, con una media de 19,17 días de retraso, por encima de los 12,95 de media del conjunto del país.

El 34% de las empresas del Archipiélago pagó sus facturas en plazo durante el segundo trimestre de 2018, frente al 49% nacional.

Los pagos con hasta 30 días de retraso suponen el 54% en Canarias y casi el 4% se demoran más de 120 días.

El 52% de los empresarios españoles reconoce haber sufrido impagos a lo largo de 2017, frente al 35% del año anterior, y el 12% aplica intereses de demora.

Aún así, los pagos puntuales en España siguen incrementándose, llegando a alcanzar el 55% a finales de 2017, cuatro puntos más que en 2016.

El periodo medio de pago de las organizaciones nacionales alcanzó su mínimo histórico en el tercer trimestre de 2017, con un registro de 84,30 días, seis menos que un año antes.