Las enmiendas que el Congreso incorporó para mejorar las ayudas por la quiebra del turoperador Thomas Cook han quedado sin efecto al decaer el proyecto de ley por falta de tiempo para tramitarlo.

Canarias pierde 15 millones de euros para infraestructuras turísticas por la decisión de no ratificar los cambios introducidos por el Congreso de los Diputados en el proyecto de ley.

La decisión se basa en que la legislatura acabó este lunes y por ello no ha habido tiempo para que el Senado debata.

El decreto que aprobó el Consejo de Ministros se mantendrá tal cual se está aplicando desde que fue convalidado el 22 de octubre. No habrá incremento de las ayudas directas de 15 a 30 millones para Canarias y de 15 a 22 para Baleares.

Canarias pierde también la bonificación del 100% de las tasas aeroportuarias durante 12 meses y del 50% de las cuotas a la Seguridad Social. Además, se impide incrementar de 200 a 500 millones el volumen de los créditos ICO para atender las necesidades financieras de los afectados por la insolvencia de Thomas Cook y sus filiales.