Canarias podría ahorrarse un total de 54 millones de euros en 10 años si Hacienda mantiene los criterios de financiación del préstamo de 1.000 millones del Fondo de Facilidad Financiera (FFF).

Esta sería la principal ventaja que el Ministerio de Hacienda daría a las Islas por haber cumplido con el objetivo de déficit para el 2015, si bien aún está por confirmar.

El titular del departamento, Cristóbal Montoro, se reunirá mañana martes con la consejera canaria de Hacienda, Rosa Dávila, que da por hecho que en esta reunión se concretarán estos beneficios.

La consejera y su equipo aspiran a que el interés del 0% con el que se solicitó el préstamo del FFF en julio de 2015 se mantenga durante tres años, y que en los dos próximos no haya que pagar capital.

Dávila también reclama una mayor flexibilidad para la aplicación de la regla de gasto, así como la condonación del primer tramo de la amortización del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), lo que supondría para las Islas un ahorro de 219 millones.