Canarias cambió su abstención por el voto favorable de los nuevos objetivos de déficit en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), lo que permitió el pasado viernes que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aprobara los nuevos objetivos de déficit para las autonomías en el CPFF y garantizarse al mismo tiempo el sí de CC cuando el próximo día 11 se vote en el Congreso el techo de gasto, paso previo para la elaboración de los Presupuestos de 2018.

La consejera de Hacienda del Gobierno autónomo, Rosa Dávila, explicó que el cambio de voto se debe a que Montoro accedió finalmente a permitir que Canarias gaste el año que viene sus recursos remanentes en sanidad, educación y servicios sociales.

La consejera expuso que «ahora que vamos a tener superávit, queremos destinar esos recursos a fortalecer y mejora los servicios públicos, impulsando la economía y el empleo, y con la propuesta de Montoro lo podremos hacer ya en 2018».