Canarias ha recuperado el número de ocupados que tenía antes del inicio de la crisis de 2008. El Archipiélago cuenta con 886.600 personas empleadas, 14.500 más que hace diez años, un incremento del 1,67% según la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2018. La provincia de Santa Cruz de Tenerife registró un aumento del 2,88%, frente al 0,56% de Las Palmas.

A nivel nacional la tendencia es la contraria, ya que la población ocupada ha disminuido en un 1,93% respecto a 2008.

El sector servicios sigue siendo el motor de la economía de las islas ya que acapara el 87,1% de la población ocupada. Le sigue la construcción (5,67%), que ha experimentado una importante caída desde 2008, cuando la cifra se situaba en un 12,46%. En tercer lugar se encuentra la industria, también registrando un notable descenso en los últimos diez años, pasando de ocupar a un 6,59% de personas empleadas a un 4,38%. La agricultura se sitúa en la última posición (2,81%) sin apenas variaciones.

La tasa de desempleo en las Islas también ha aumentado, pasando del 16% en 2008 a un 20,08% en la actualidad. Este incremento es consecuencia, entre otros factores, del aumento de la población activa.

En Canarias la cifra de población activa es de 1.109.000 personas, frente a las 1.011.620 personas de 2008.