La consejera de Hacienda del Gobierno canario, Rosa Dávila, exigió ayer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que los nuevos ajustes que ha prometido introducir si vuelve a gobernar no impliquen recortes o mala financiación para Canarias.

Rajoy transmitió a Bruselas su futuro compromiso para una mayor reducción del déficit del Estado. Dávila expuso que esto «en ningún caso puede pasar factura a Canarias, que ha sido una comunidad autónoma que ha cumplido con todos los preceptos de la ley de estabilidad presupuestaria”.

Por ello, reclamó a Rajoy que los nuevos ajustes los haga en los gastos del Estado, y no en las cuentas de Canarias. Además, recordó que Canarias pierde 1,9 millones al día, 700 millones al año, por un “injusto” sistema de financiación de las comunidades autónomas.