El Ejecutivo canario ve motivos políticos suficientes para evitar que la Unión Europea retenga fondos destinados a las regiones ultraperiféricas (RUP) si finalmente multa a España por incumplimiento del déficit.

La Comisión Europea tiene previsto anunciar esta semana la cuantía de esta sanción, aunque abrieron la puerta a que fuera una cantidad simbólica. Sería después del verano cuando se anuncie su propuesta sobre el porcentaje de fondos europeos que deben ser congelados.

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, remarcó que Canarias ha cumplido con todos los parámetros de estabilidad financiera marcado por Bruselas. Ayer inició un viaje a la capital comunitaria una delegación del Gobierno canario para mostrar estos argumentos.