Canarias está en riesgo de perder las rutas nacionales y las conexiones europeas de Iberia, Vueling y ahora también Air Europa. La venta de esta última aerolínea a IAG se encuentra bajo la misma situación que Iberia, a la espera de que el grupo multinacional pueda demostrar ante la UE que más del 50% de su capital social es de accionistas europeos.

Si no lo consigue, tanto Iberia como Air Europa perderían sus licencias para operar en el mercado comunitario, lo que incluye Canarias.

El año pasado las cuatro aerolíneas afectadas por el brexit (Iberia y Iberia Express, Vueling y Air Europa) movieron por el Archipiélago a 6,4 millones de pasajeros solamente en vuelos nacionales. Las rutas que más viajeros mueven son las de Madrid y Barcelona, pero hay otras muchas afectadas.

Además, habría que sumar las conexiones con otros destinos comunitarios. Ninguna podrá seguir operando si IAG no demuestra su capital europeo.