El Gobierno canario se reúne en Madrid con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con el objetivo de recibir las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica, 223 millones de euros en el caso de las Islas.

Esta reunión se produce dos días después de un informe de la Abogacía del Estado que determina que un gobierno en funciones no puede enviar a las comunidades autónomas estas entregas.

El Ejecutivo regional ya ha declarado como no disponibles 170 millones de euros correspondientes a partidas no esenciales incluidas en el presupuesto para este año. Argumentan un supuesto error de cálculo de la anterior legislatura, que deriva en un desfase de 480 millones.

En un momento de tensión política, no parece fácil que se llegue a un entendimiento entre Madrid y Canarias.