Las empresas de Canarias han presentado 4.000 expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) durante la primera semana de vigencia de la alarma por la crisis sanitaria. Hay unos 20.000 trabajadores afectados.

Todos los expedientes se han presentado y tramitado como causa de fuerza mayor, acogiéndose al Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19.

Esta semana se prevé un fuerte repunte a consecuencia del cierre obligatorio de los hoteles a partir del miércoles.

El viceconsejero de Empleo del Gobierno de Canarias, Gustavo Santana, indicó ayer que todos los ERTE presentados se están tramitando en un plazo de cinco días y, de momento, no se ha encontrado ninguna situación fraudulenta y no se ha descartado ninguno.

Santana lanza un mensaje de tranquilidad a los trabajadores y recuerda que los ERTE suponen una garantía de compromiso de mantenimiento del empleo y que sus contratos solo están suspendidos.

El viceconsejero informa que todos los trabajadores en un ERTE cobrarán la prestación por desempleo (el 70% de la base de cotización de los últimos seis meses) aunque no hayan cotizado el mínimo y estarán percibiendo mientras dure el expediente de regulación.

Santana llama a los trabajadores a que no acudan a los servicios de atención del SCE. «Los trabajadores tienen que estar tranquilos. Ellos no tienen que hacer nada para poder cobrar la prestación».

El Gobierno rechaza aumentar el cierre de empresas

Por su parte, el Gobierno de España defendió ayer las medidas adoptadas, que ya han ralentizado la economía, descartando una paralización mayor de la actividad industrial.

No obstante, algunas regiones piden medidas más contundentes.