El martes se inicia el trámite para los presupuestos generales del Estado de 2018 con el proyecto de ley que se aprobará en el Consejo de Ministros. Las nuevas cuentas pueden reportar a Canarias unos fondos adicionales de 800 millones de euros entre subvenciones, inversión directa y transferencias de capital. Las partidas más destacadas son el incremento de la subvención del 50 al 75% de los billetes para los vuelos entre Canarias y la Península (hasta 300 millones de euros) y el convenio de carreteras, con 200 millones de euros más este año.

Hay siete convenios entre Canarias y el Estado pendientes del presupuesto: carreteras, costas, obras hidráulicas, plan integral de empleo, infraestructuras turísticas, plan de vivienda e infraestructuras educativas.

Tras los recortes de la crisis, el pasado año comenzaron a recuperarse los fondos para estos convenios. Costas contó con seis millones de euros con el compromiso de ir incrementando las partidas año por año; obras hidráulicas se reinició con 10 millones; infraestructuras turísticas con ocho millones; infraestructuras educativas con 40 millones y el Plan Integral de Empleo (PIEC) retomó los 42 millones que desaparecieron durante unos años para mantener esa cantidad en los próximos ejercicios. El nuevo Plan de Vivienda supondrá para Canarias unos 80 millones adicionales hasta 2021.

Junto a los convenios figuran otras partidas presupuestarias destinadas a las Islas como la ampliación del 100% de la subvención al transporte de mercancías para el plátano o también el incremento de las ayudas a la desalación de agua.

El incremento de la subvención al transporte aéreo volverá a ser el principal logro para Canarias en los presupuestos estatales. El pasado año fue el aumento del 50 al 75% del descuento en los viajes interinsulares lo que marcó las negociaciones y este año lo será la rebaja de los billetes entre el Archipiélago y la Península, al mismo procentaje.