Los cabildos insulares y el Gobierno de Canarias han solicitado la exención de las tasas aeroportuarias ante la quiebra de Thomas Cook, así como la rebaja de las tasas de combustibles, la quinta libertad aérea y el aumento del presupuesto en promoción turística para Canarias.

Los siete cabildos y el Ejecutivo autonómico aprobaron ayer esta serie de medidas, que serán planteadas hoy por la consejera de Turismo en una reunión en Madrid con la ministra de Industria, Comercio y Turismo. A esta reunión asistirán también representantes de las cuatro patronales de empresarios turísticos y los dos representantes provinciales de la federación empresarial turística de Canarias.

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha señalado que el plan de contingencia «ha funcionado bien». Los pasajeros de los vuelos de ayer de Thomas Cook en Gran Canaria fueron reubicados, así como la mayoría de los previstos para hoy en Tenerife.

La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, ha subrayado a su vez la posibilidad de «aumentar el presupuesto promocional, establecer un fondo de desarrollo vuelos adicionales para estas situaciones, plantear medidas para compensar la estacionalidad y compensar la falta de turistas» que se aplica en Península pero no en Canarias.