La llegada de viajeros a las Islas aumentó un 0,6% en los siete primeros meses del año, a pesar de la pérdida de clientes alemanes y nórdicos. Irlanda se sitúa como tercer país que más pasajeros trajo a Canarias en el mes de julio, seguido por Holanda. Los 51.743 irlandeses llegados al Archipiélago suponen un incremento relativo del 3,8% respecto al pasado año, por un 19,1% de los holandeses.

Francia aportó 44.539 viajeros, 7.278 más (19,5%) que en el séptimo mes del pasado año. Le sigue Italia, con un crecimiento del 31,8%.

Así se contrarresta la pérdida de 6.313 alemanes (-3%), 1.935 noruegos (-10,5%) y 1.820 daneses (-12,1%).

El resultado global del Archipiélago fue de un crecimiento del 2,1%, que se traduce en 19.605 viajeros más que hace doce meses. Entre enero y julio llegaron a los ocho aeropuertos canarios 38.199 pasajeros extranjeros más que en los siete primeros meses de 2014. Fueron un total de 6,6 millones, 0,6% más.