Los aeropuertos canarios acumulan una pérdida de 570.000 pasajeros internacionales en los ocho primeros meses del año. No obstante, el repunte del tráfico aéreo nacional mantiene las cifras en positivo.

Según los datos de Aena, por los aeropuertos de las islas pasaron hasta agosto 29,88 millones de pasajeros, un 4% más que en los mismos ocho meses de 2017.

El tráfico nacional creció un 18,5% (1,37 millones más), para finalizar agosto con un total de 11,22 millones de viajeros. Las rutas entre Canarias y otros países perdieron un 3% de usuarios, quedándose en 18,37 millones de personas.

Solo en agosto, los ocho aeropuertos canarios fueron utilizados por 4.022.357 pasajeros, un 2,2% más que un año antes. En este mes, el tráfico nacional creció un 14,5%, con un movimiento de 1,73 millones de pasajeros. El internacional bajó un 5,6%, hasta los 2,25 millones.

Gran Canaria y Tenerife Sur, con 1.145.731 (+5,1%) y 917.107 (- 2,6%) respectivamente, fueron los aeródromos con mayor tráfico en agosto.

Los recintos más dependientes del turismo internacional (Tenerife Sur, Lanzarote y Fuerteventura), retroceden.

En lo que respecta al número de operaciones, los aeropuertos del archipiélago registraron en agosto 35.902 movimientos en total, un 11,3% más.

Del total de vuelos comerciales, 21.064 fueron nacionales (+24%) y 13.349 internacionales (-4,2%).