Canarias ha perdido 9.033 empresas desde principios de 2020.

Las Islas empezaron ese año con 61.329 empresas inscritas en la Seguridad Social y finalizó diciembre con 58.105, 3.224 menos.

Solo en marzo, cuando se decretó el estado de alarma, cerraron en el Archipiélago 5.081 empresas. En verano la situación se fue recuperando, pero sin llegar a cifras de comienzos de año.

Estos números solo se refieren a empresas inscritas en la Seguridad Social, es decir, tienen algún empleado. Pero en Canarias el 57% del tejido empresarial está compuesto por autónomos sin asalariados a su cargo. Sumando éstos, se obtiene la pérdida de 9.033 negocios.