La Hacienda canaria dejó de ingresar 177 millones de euros en el año 2019, cerrando el ejercicio con unos ingresos tributarios de 2.619,7 millones, por los 2.770 del año anterior. La caída es del 6%.

Por el IGIC se ingresaron poco más de 1.500 millones, un 7% menos respecto a 2018 (117 millones).

De los 177 millones que las arcas públicas dejaron de ingresar, 91,8 corresponden a los tributos propios y cedidos, mientras que 85,7 proceden del Bloque de Financiación Canario.