Canarias quiere que se apruebe cuanto antes la reforma de los aspectos económicos del REF, que se encuentra actualmente en tramitación en el Congreso, para asegurarse sus objetivos en el nuevo sistema de financiación.

Ayer se celebró la tercera reunión del Comité Técnico Permanente de Evaluación (CTPE) que analiza las propuestas de las distintas comunidades sobre la reforma del sistema y del que tiene que salir un informe para su discusión en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en las próximas semanas.

El representante canario en el comité técnico reconoce que, teóricamente, nadie cuestiona que los recursos específicos canarios no deben contabilizar a la hora de determinar la distribución de fondos para las Islas en el nuevo modelo, pero queda por ver si a la hora de poner cifras, las comunidades alcanzan un acuerdo.

La baza de Canarias es la aprobación del nuevo REF económico en las Cortes, donde se establecería de forma definitiva que los ingresos propios no contabilizan para la financiación regional, antes de que la negociación política de CPFF pueda abrir el debate.

Canarias logró esa desvinculación de los recursos del REF del sistema de financiación en las negociaciones para el apoyo a los Presupuestos estatales de 2017, en los que recibió 220 millones de fondos extra y tiene garantizados al menos otros 360 para el 2018 y 550 para el 2019.

Mientras tanto, quiere que la fórmula quede garantizada en el nuevo sistema y cuenta con el compromiso del ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, para que el nuevo REF tenga efectos retroactivos a partir del 1 de enero independientemente de su fecha de aprobación definitiva.