La Consejería de Turismo de Canarias solicitará a Bruselas un plan de incentivos a las aerolíneas para recuperar rutas.

La recuperación turística pasa por restaurar la conectividad aérea de manera urgente, de ahí que se proponga a la UE un programa de emergencia que permita corregir las desventajas de ser una región ultraperiférica.

La Consejería avisa de que hay aspectos ajenos a su control para la recuperación del destino. Dependerá de la capacidad aérea de Canarias, de los destinos competidores y de la demanda, que estará influenciada por la reducción de rentas y el miedo al contagio.

El Gobierno de las islas se plantea sumarse a Baleares en el plan piloto de corredores aéreos seguros en la segunda quincena de junio para adelantar la llegada de turismo internacional. La condición que pone Canarias es que se realicen test PCR obligatorios en origen a todos los pasajeros.

El proyecto piloto del Ministerio de Turismo limita la entrada a un máximo del 2% de los turistas internacionales recibidos en la segunda quincena de junio de 2019. Baleares ha aceptado y ya a partir del próximo lunes podrá recibir a 11.000 turistas alemanes. Si Canarias acepta, llegarían a las islas 9.300 personas.

Las únicas medidas de seguridad son que los viajeros rellenen un cuestionario, firmen una declaración responsable y autoricen un seguimiento telefónico para comprobar su estado de salud. No habría cuarentena.

La consejera canaria de Turismo considera insuficientes estas medidas del Ministerio, por eso solicitan los test.

Las patronales turísticas están de acuerdo con las peticiones de la Consejera. Hay que reactivar el sector cuanto antes, pero la prioridad sigue siendo la seguridad sanitaria. Los hoteleros se alinean así con el Gobierno regional para garantizar la seguridad en el destino como primer objetivo.