El Gobierno de Canarias ha pedido que en la próxima Conferencia de Presidentes del 17 de enero, que reunirá en el Senado a Mariano Rajoy y a los mandatarios autonómicos, se sienten las bases del nuevo sistema de financiación autonómica. El modelo debe garantizar la equidad y sostenibilidad, así como incorporar las singularidades canarias que permitan a las Islas recibir los fondos necesarios para la prestación de los servicios básicos.

Canarias exige una reforma que acabe con el déficit de financiación, de unos 800 millones anuales, que le supone el modelo vigente desde el 2009. Reclama también fijar un calendario para llevarla a cabo.

La consejera de Hacienda del Gobierno regional, Rosa Dávila, destacó ayer tras su participación en la reunión preparatoria de la cumbre, el acuerdo alcanzado para que la reforma de la financiación autonómica y la sostenibilidad del Estado del Bienestar sea uno de los principales objetivos de la cumbre.

La consejera explicó que “hemos puesto sobre la mesa que hay una realidad del Archipiélago y unas singularidades que tienen que ver con el REF y la revisión del sistema de financiación, pero también con respecto a nuestras infraestructuras, tenemos puertos y aeropuertos que son estratégicos para la cohesión del territorio con el conjunto de España que tienen que ser contempladas».

Dávila también destacó el clima de colaboración entre el Estado y las regiones y aseguró que la Conferencia de Presidentes tendrá como premisa “entender por parte de todos que este es el máximo órgano de relaciones multilaterales entre el Estado y las comunidades autónomas».