El Gobierno regional solicitará a Bruselas reducir las ayudas a productos de importación de primera necesidad como leche y quesos para reforzar las subvenciones a la producción local.

Los importadores agrupados en Cecapyme advierten que esto va en contra del interés general de los consumidores y supondrá un encarecimiento de dos productos esenciales en el consumo como son la leche y el queso amarillo tipo gouda.

La Comisión Europea tendrá que dar su aprobación para que la propuesta entre en vigor el 1 de enero de 2017. En Cecapyme se calcula que la reducción de las ayudas supondrá 2,3 millones de euros menos anuales para la leche y nata para consumo directo e industrial, quesos amarillos y de mezcla, azúcares y papa de siembra.

La ficha financiera incluida en el Régimen Específico de Abastecimiento (REA) para productos de consumo directo se ha reducido en un 50% en la última década en favor de la producción local, sin que se haya visto sus repercusiones en la cesta de la compra de las Islas, una de las más caras del país.

La pérdida de ficha financiera de la leche supondrá 524.000 euros menos; en el queso 1,4 millones de euros; en los quesos de mezcla 210.000 euros y en el azúcar 118.950 euros. Los importadores consideran que hay que hacer compatibles el interés general de los consumidores para tener una cesta de la compra más económica con las cuantiosas subvenciones que recibe el sector primario de las Islas.

Cecapyme no está en contra de incentivar e incrementar la producción del sector primario de las Islas, pero ya recibe cuatro millones del total de fondos del REA, ayudas complementarias derivadas del Posei y otras subvenciones vinculadas a los beneficios fiscales del REF.

Los importadores solicitan al Gobierno canario sopesar la medida porque la repercusión en el precio final que pagan los consumidores canarios será automática.