La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, reclamó ayer flexibilizar la regla de gasto para las comunidades autónomas, permitiendo a las arcas insulares disponer este año de unos 90 millones de euros más.

Otra de las demandas fue el abono a Canarias de los 219 millones de euros que derivan de la condonación del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) que el Ejecutivo regional solicitó en 2012 para pagar a proveedores.

Dávila considera esencial que la flexibilización del techo de déficit anunciada por el Gobierno -del 2,8% al 3,6% del PIB este año- permita sacar ventajas a las tres comunidades que han cumplido el objetivo de 2015: Galicia, País Vasco y Canarias.

La intención es la consolidación fiscal y el déficit cero, pero también disponer de los ingresos propios. Esto se traduciría en un aumento de los recursos propios en este ejercicio.