El Consejo de Gobierno aprobó ayer la adhesión de Canarias al Fondo de Facilidad Financiera (FLA) de 2018 con el fin de cubrir en condiciones más favorables los vencimientos de deuda previstos para el primer trimestre del año. El Archipiélago podrá disponer de 206 millones de euros.

Es el cuarto ejercicio consecutivo que Canarias se acoge a este mecanismo extraordinario de financiación reservado por la Administración General del Estado para aquellas comunidades que cumplen con los objetivos de déficit, deuda pública y pago a proveedores.

Las ventajas se traducen en importantes ahorros en costes financieros que se destinarán a incrementar las partidas de los servicios públicos esenciales.

La adhesión de Canarias en 2015 supuso un ahorro en costes financieros de 133 millones en diez años; de 54 millones para las operaciones formalizadas en 2016 y en torno a 25 millones para las de 2017. Para el primer trimestre de 2018, Canarias podrá disponer de un importe máximo de 206,2 millones para financiar vencimientos de deuda.