El Consejo de Gobierno remitirá hoy lunes una comunicación al Parlamento regional con el objetivo de formar un frente común entre todas las fuerzas políticas de cara a la negociación del nuevo sistema de financiación autonómico.

El Gobierno presidido por Fernando Clavijo se marca dos objetivos. El primero es que el Estado no ceda más porcentaje de impuestos a las comunidades autónomas. Para Canarias, es fundamental además que los fondos de financiación se ajusten a la población real de cada región.

El Ejecutivo autónomo también baraja que se incluyan en los criterios de reparto de los fondos aspectos como la tasa de paro o la pobreza severa. De incluirse, el Archipiélago podría mejorar sus participación actual de los recursos.

El segundo aspecto fundamental es que el Régimen Económico y Fiscal (REF) tiene que quedar fuera del sistema de financiación. Según los cálculos, la inclusión del REF ha supuesto para el Archipiélago la pérdida anual de más de 400 millones de euros. Sólo con recuperar esa cantidad, Canarias estaría muy cerca de la media actual de reparto de recursos por habitantes.

El actual sistema de financiación coloca a las Islas como la región más perjudicada por el sistema, con un desfase anual medio de 683 millones de euros.