El Gobierno canario establece el límite de gasto de la Comunidad Autónoma para 2016 en 5.157,9 millones de euros tras la exigencia del Ministerio de Hacienda de no superar el 1,8% del objetivo de estabilidad presupuestaria, lo que supone 90 millones de euros más que el pasado ejercicio.

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, admitió que los ingresos y las expectativas de la economía canaria permitirían aumentar el gasto por encima de este techo hasta el 2,5%.

Además, insistió en que la apuesta del Ejecutivo sigue siendo la de potenciar los servicios públicos y destinar más fondos al gasto social.

El techo de gasto aprobado no computa ni las gastos financieros ni las transferencias de fondos procedentes del Estado, que el pasado año sumaron 322 millones de euros. Por esto, las cuentas autonómicas del próximo año estarán de nuevo condicionadas por las partidas que se consignen en los presupuestos estatales.