La inversión hotelera el año pasado en Canarias alcanzó casi los 800 millones de euros, cifra récord hasta la fecha y que sitúa al Archipiélago como el destino turístico nacional con mayor volumen de operaciones y uno de los mejores de toda Europa.

La compraventa de hoteles también batió sus registros en el conjunto del Estado.

El mercado inmobiliario del alojamiento turístico crece en las Islas al mismo ritmo que aumenta el número de visitantes, aunque ahora se ve amenazado por la recuperación de mercados competidores.

La recuperación económica en Europa y la caída de destinos turísticos competidores ha animado a los inversores, que han visto en los hoteles del Archipiélago una gran oportunidad de negocio.

Los datos definitivos los hizo ayer públicos Christie & Co, una de las consultoras especializadas en el sector hotelero de mayor reputación internacional, con una cuantía exacta de 780 millones de euros, un 20% de la inversión total en España.

España fue en 2017 el tercer país europeo con mayor inversión en el sector hotelero, con unos 3.900 millones, de los cuales la mayor parte corresponde al mercado hotelero canario.