La tasa de paro del colectivo de discapacitados en las Islas es del 38%, a pesar de los incentivos para la contratación de los que se benefician las empresas. El porcentaje solo es superior en Andalucía.

En total son 58.000 personas de entre 16 y 65 años reconocidas en Canarias con una discapacidad a finales de 2014. De estas, solo el 33,8% trabajaban o buscaban empleo, frente a la tasa media nacional del 38%.

En 2014 se contabilizaron 6.721 contratos a discapacitados, un 25,81% más que en 2013, una evolución positiva que se ha mantenido en los últimos cinco años. Pero a pesar de este avance, este colectivo mantenía a principios de 2015 una tasa de paro del 38,5% en Canarias, más de siete puntos porcentuales  por encima de la media del 31% para el conjunto de la población activa canaria.

Las empresas cuentan con incentivos a la contratación que permiten reducir la cuota del impuesto sobre Sociedades, pudiendo ahorrar 9.000 euros por incremento de persona y año en el caso de contratar trabajadores discapacitados con un grado de discapacidad igual o superior al 33% y de 12.000 euros si el grado de discapacidad es de al menos el 65%.