El Gobierno canario anunció ayer la suscripción de una póliza de asistencia en viaje para todos los turistas, extranjeros y nacionales, que contraigan la enfermedad estando en las islas. No cubrirá a quienes lleguen contagiados.

Canarias correrá con todos los gastos médicos, la repatriación sanitaria si es necesaria, y el alojamiento durante la cuarentena, ya sean 14 días o más.

El Archipiélago es la primera comunidad que ofrece esta cobertura. El objetivo es aumentar la seguridad y la tranquilidad de los visitantes, así como dar una mejor imagen ante terceros países que tienen al Archipiélago entre las zonas de riesgo.

El coste de la póliza es de 450.000 euros hasta el 31 de diciembre y entra en vigor de inmediato. Tendrá una vigencia de 12 meses.

Pese a esta iniciativa, el Ejecutivo regional sigue peleando por los test, ya sea en origen o en destino. Los empresarios canarios del sector se han ofrecido a costearlos y el presidente, Ángel Víctor Torres, ya propuso la creación de una tasa para que en todos los aeropuertos de la UE se disponga de estos test.