El Gobierno de Canarias ha elaborado un informe en el que pide al Ministerio de Hacienda desvincular el REF del nuevo sistema de financiación para garantizar la eficiencia, sostenibilidad y equilibrio del estado de bienestar.

El Parlamento de Canarias ya había aprobado por unanimidad un texto en el que se solicitaba esta medida.

El documento indica que el objetivo del REF es promover el desarrollo económico y social de Canarias, mientras que la finalidad de la financiación autonómica es sufragar el coste de los servicios públicos esenciales. Por eso, los recursos del REF no deben ser contabilizados a la hora de determinar los recursos que le corresponderán a las islas.

Al margen del REF, el Gobierno regional expresa que también la reforma de la financiación autonómica debe atender cuestiones como la dependencia, para la que la aportación estatal es del 21%, frente al 79% de las autonomías.

El Ejecutivo solicita un modelo sencillo y transparente que contenga un Fondo Básico de Financiación (FBF) para garantizar un mínimo de financiación a todas las comunidades en cuanto a las competencias que tienen asumidas; un Fondo Complementario de Financiación (FCF), financiado con transferencias del Estado para competencias singulares; y un tercer Fondo de Nivelación Vertical (FNV).