El análisis de calidad de los convenios que se han firmado en lo que llevamos de año sitúa a las Islas como la tercera comunidad con la jornada laboral más extensa, con una media anual de 1.781,5 horas.

En los primeros siete meses del año, la renovación de convenios ha significado una variación salarial en positivo del 0,75%, un aumento en las nóminas ligeramente superior al de la media nacional, del 0,74%, según datos del Ministerio de Empleo.

Baleares, con 1.786,45 horas, y Extremadura, con 1.795,53, son las dos únicas regiones que superan a Canarias en el número de horas pactadas. Según Gustavo Santana, secretario general de UGT, esto se debe a una mayor presencia del sector servicios y, en concreto, al peso del turismo y la hostelería durante todo el año. Sin embargo, el sindicalista opina que según el conjunto de contratos en el Archipiélago, Canarias es la comunidad de España donde más se trabaja y menos se cobra.

Gustavo Santana asegura que pretenden introducir en las negociaciones para los contratos colectivos la limitación de las horas de trabajo con carácter semanal, al detectar el incremento de jornadas laborales que superan las horas pactadas sin la retribución correspondiente.

Los datos implican que cada empleado trabaja una media de 149 horas al mes, 37 a la semana y 7,4 horas por jornada.

Solo el 5% de la mano de obra tiene acuerdos directos con su empresa y ha podido negociar directamente las condiciones de sus empleos. El resto se ha tenido que acoger a convenios sectoriales de carácter nacional, ya que en Canarias solo los relacionados con la industria turística cuentan con un modelo provincial. Esto se refleja en un mayor número de horas por convenio, con 1.782,34 por las 1.763,16 de los que cerraron un acuerdo directo con la empresa.

La diferencia respecto al año pasado muestra una mejoría en el pago de nóminas y una leve reducción del horario laboral.