Canarias es la segunda comunidad con menos bajas por enfermedad de autónomos en 2017, solo un 0,75%, por detrás del 0,62% de Baleares y bastante por debajo de la media española, del 0,96%.

Son datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que reclama que los autónomos estén exentos de pagar la cuota a la Seguridad Social a partir del día 30 de su baja por enfermedad.

ATA apunta que el pasado año solo un 0,96% de los autónomos se dio de baja, frente al 1,95% de los trabajadores asalariados, aunque su duración media fue mucho mayor, 92 días frente a 39.

En Canarias se contabilizaron el pasado año un 2,05% de procesos de incapacidad temporal con respecto al número de afiliados total. En el caso de los autónomos, este porcentaje se reduce al 0,75%.

Para la asociación, los autónomos sólo se dan de baja cuando la enfermedad requiere cesar completamente su actividad y saben que van a estar mucho tiempo de baja, por lo que reclama adecuar en cada periodo la base de cotización el máximo posible.