Canarias es la comunidad con el peor reparto de recursos del sistema de financiación autonómica, del que recibe unos ingresos por habitante casi 11,5 puntos por debajo de la media.

Esta es una de las conclusiones del estudio sobre Financiación Autonómica de régimen común: una reforma necesaria, elaborado por el Consejo General de Economistas.

La aplicación del actual sistema de financiación altera el principio de ordinalidad, con lo que después del reparto de los diferentes fondos, las comunidades con mayores ingresos tributarios, acaban retrocediendo.

El estudio concluye que este hecho se produce, fundamentalmente, por querer mantener una situación previa al actual sistema y por el reparto de los fondos de Convergencia. Para los expertos, no se cumple el principio de corresponsabilidad fiscal porque el 75% de los ingresos tributarios tienen que pasar a engrosar el Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales (FGSPF).