Baleares y Canarias serán las regiones más afectadas por la recuperación de los competidores mediterráneos. El 55,7% de los empresarios canarios ya cerró el segundo trimestre con un 3% menos de ocupación. El 57,9% de los baleares experimentó caídas del 3,6%.

La Alianza para la excelencia turística (Exceltur) ha rebajado sus expectativas de crecimiento del PIB turístico para 2018 del 3,3% al 2,6% por la bajada de la demanda extranjera.

Esta desaceleración tiene su origen en la gran recuperación de la competencia en el mediterráneo. Países como Turquía y Egipto han mejorado la llegada de turistas entre marzo y mayo en el 29,4% y el 40%, respectivamente. Esto, a su vez, ha provocado que los dos principales países en afluencia de turistas, Reino Unido y Alemania, hayan rebajado sus pernoctaciones y su gasto.

La demanda española también ha caído. No obstante, se espera recuperarla en lo que queda de año.

A diferencia del PIB, el empleo sí mantiene un crecimiento por encima del 3%, con buenas previsiones para el verano, a pesar de la desaceleración.

Exceltur sostiene que se deben cambiar las prioridades del sector para pasar de la cantidad de turistas a la calidad, es decir, el gasto medio. En el segundo trimestre ha crecido el número de turistas de larga distancia, provenientes de Estados Unidos (+9,5%), Rusia (+12,7%), Latinoamérica (+14%) y los países nórdicos (+10,8%), que son el sector que más dinero gasta.