Canarias es una de las comunidades autónomas que más contribuye a la Seguridad Social, teniendo una de las mejores relaciones entre número de afiliados y pensionistas o parados que perciben algún tipo de prestación.

El Archipiélago es la segunda región con mejor tasa de cobertura en esta relación, con 1,71 cotizantes por cada afiliado pasivo con prestación pública.

Se estima que para cuadrar las cuentas y evitar aumentar el déficit se necesitan dos cotizantes por cada pensión, cuando la tasa en el conjunto del Estado es del 1,48. Este desfase entre ingresos por cotizaciones y el gasto por pensiones y desempleo es el que ha llevado a la Seguridad Social a su actual déficit de 12.000 millones.

Canarias supera esa tasa en el número de jubilados con algún tipo de paga, teniendo a finales de enero pasado 708.932 afiliados a la Seguridad Social y un total de 295.595 pensionistas, una tasa de 2,39. La media estatal es de 1,82.

La suma de pensionistas y parados con cobertura de desempleo alcanzaba en enero en Canarias los 413.278 perceptores de algún tipo de paga de la Seguridad Social, por lo que el Archipiélago es una de las regiones que más aporta al sistema público.

En el conjunto del Estado, la tasa del 1,48 indica que un 60% soportan con sus cotizaciones las pagas y subsidios del 40% restante.