Los últimos datos de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) constatan que el empleo crece en Canarias a un ritmo ligeramente superior a la media comunitaria y, además, sitúan a las Islas entre las regiones que más reducen su tasa de parados de larga duración.

Como contrapunto a estos buenos resultados, el porcentaje de estos parados sigue siendo de los más altos del país, así como la tasa general de paro sigue estando entre las diez más altas del continente.

Las conclusiones son que el rumbo parece el correcto, pero el ritmo aún es lento.

La última actualización de Eurostat cifró el alza del empleo en Canarias en 2016 en un 2,7%, un punto y medio por encima de la media europea. La tasa de paro, del 26,1% a 31 de diciembre de 2016, sigue figurando entre las diez más altas de todas las regiones europeas.

En otros parámetros del mercado laboral, destaca esa sensible caída del porcentaje de parados de larga duración, que coloca a Canarias a la vanguardia de los territorios que más consiguieron reducirlo en 2016. Un 54,5% de los parados canarios continúa desempleado tras un año. Un porcentaje que continúa siendo alto pero que es el más bajo en cuatro años, tras reducirse en más de cinco puntos desde 2015. La media estatal es del 48,4% y la de la UE del 46,6%.

En lo que respecta a los jóvenes, Canarias también mejora sensiblemente el porcentaje de empleo entre 25 y 34 años. En 2015, el porcentaje de este colectivo con un empleo era de un 56,6%. En estos momentos ese porcentaje es del 63%.