La Consejería de Economía del Gobierno de Canarias multiplicará por veinte los fondos destinados a apoyar la creación de empresas y la innovación en 2016, asignando una partida de cinco millones de euros, frente a los 250.000 euros de 2015.

El objetivo es ganar en emprendimiento y en competitividad a través de la innovación, un mayor uso de las tecnologías de la información y la comunicación o el desarrollo tecnológico.

El Ejecutivo pretende de esta manera impulsar al emprendedor como generador de empleo y de actividad económica, contribuyendo a promover un cambio de modelo en las islas a través de la diversificación.

Otras acciones en este sentido son la concesión de bonos para la innovación de las pymes, a la que se destinará un millón de euros, o el impulso de la economía digital, a través de una dotación de 1,8 millones.