Canarias podría destinar este año más fondos a educación, sanidad y asuntos sociales al tener un mayor margen para el cumplimiento del objetivo de déficit y por incrementar en los presupuestos estatales los recursos del sistema de financiación autonómica.

No obstante, la regla de gasto establecida en la ley de Estabilidad Financiera le impide hacer uso de esos recursos y limita su techo de crecimiento presupuestario pese a ser la comunidad autónoma que mejor cumple con los objetivos de estabilidad fiscal.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), reclamó ayer un establecimiento de objetivos y de techo de gasto diferenciados para ajustar las posibilidades de cada región a su situación financiera.

Esta es una de las reclamaciones del Gobierno de Canarias: tener mayor capacidad de gasto para reforzar los servicios esenciales al haber cumplido con los objetivos de déficit y deuda a pesar de ser una de las autonomías peor financiadas.

Un informe de la Airef sitúa al Archipiélago con la mejor calificación y una de las tres regiones, junto a Baleares y La Rioja, cuya probabilidad de cumplimiento del objetivo de estabilidad del 0,6 % en 2017 es “muy probable”.