El pasado año, el primero de la recuperación económica tras la crisis, se cerró con más mileuristas en el Archipiélago y con menos grandes asalariados.

El 26,2% de los trabajadores de las Islas, 167.100 personas, cobra menos de 972 euros al mes, 10.000 canarios más que un año antes. En un 89% de los casos trabajan con contratos de media jornada u horas. Se alcanza el 39,6% de los trabajadores con los que perciben hasta 1.200 euros al mes.

Según los cálculos del INE, las mujeres, los jóvenes, las personas con un menor nivel de formación, los trabajadores con menor antigüedad en las empresas y los contratados temporalmente presentan los salarios más bajos.

Los trabajadores con sueldos por encima de los 3.353 euros en las Islas han pasado de ser el 7,5% de los ocupados en 2013 al 5,8%, es decir, de 45.500 a 37.000. Estos contratos son de ocho horas al día o más.

En general, los salarios mensuales de un año a otro no variaron. La mejoría en Canarias en términos brutos es de apenas cuatro euros, pasando de 1.617 euros de media a 1.621 al final de 2014.

Canarias mantiene los sueldos más bajos del país con respecto a la media nacional, situada en 1.881 euros, sólo superada por Extremadura.

El 30% de los españoles ganaron menos de 1.221 euros brutos al mes en 2014, mientras que el 40% obtuvo remuneraciones de entre 1.221 y 2.173 euros y el 30% restante cobró un sueldo superior a 2.173 euros al mes. Son datos que apenas difieren de los de Canarias.

En el caso de las mujeres, el salario medio en España se situó en 1.618,1 euros mensuales en 2014, frente a los 2.125,9 euros de los varones. El sueldo medio masculino es un 31,3% superior al femenino.

Estas diferencias pueden explicarse porque las mujeres trabajan mayoritariamente a tiempo parcial, con contratos temporales, y en ramas de actividad peor remuneradas.

Otras razones que explican esas diferencias, también entre comunidades autónomas, es el nivel de formación de los trabajadores.