El sistema de pensiones en Canarias es sostenible a día de hoy, aunque el rápido envejecimiento de la región será un problema en el futuro.

Actualmente en las islas hay 2,4 cotizantes por cada pensionista, por encima de la cifra del 2 de relación considerada óptima. En concreto hay casi 760.000 afiliados que cotizan por 3.877,5 millones de euros, mientras que los pensionistas suman 312.700 y generan un gasto de 3.712,7 millones.

Canarias puede cubrir con holgura sus pensiones y además tiene un superávit de 165 millones de euros que se destina a la caja común de la Seguridad Social para financiar las pensiones de otras regiones.

Junto a Canarias, solo otras tres regiones tienen superávit: Madrid, Baleares y Murcia.

La edad media de jubilación en Canarias en 2017 fue de 61 años, la más baja del país. La media nacional estuvo en 62,3 años, lejos de la edad legal que supera ya los 65 años y que llegará a 67 en 2017.

29,5 años de cotización tienen de media los pensionistas canarios, la más reducida del Estado. Esto explica en parte que las pensiones en las islas sean más reducidas que en el resto del país. La media nacional está en los 34,4 años.

La cotización media de los trabajadores en Canarias en los últimos 19 años es de 6.123,7 euros, frente a los 6.889,4 de media nacional.