La Confederación Canaria de Empresarios (CCE) presentó ayer su informe anual de la economía canaria con datos positivos de los principales indicadores.

Canarias ha recuperado el 94% del empleo perdido durante la crisis y en los dos últimos años la tasa de contratos indefinidos ha superado a la de los temporales.

Entre el tercer trimestre de 2013 y el primero de 2018 se han creado 159.700 puestos de trabajo y la tasa de paro se ha reducido del 34,8% al 20,6%. Además, entre 2016 y 2017, la contratación indefinida ha aumentado un 8,4% y ha disminuido un 2,8% la temporal. Solo el año pasado se suscribieron 103.718 contratos fijos, la mayor cifra de los últimos 22 años.

La mejora del empleo ha impulsado la actividad económica en las Islas, y así seguirá este año, pese a algunos obstáculos como la subida de los tipos de interés, el incremento de los precios del petróleo, los riesgos del brexit y la desaceleración del turismo.

En 2017 el crecimiento económico fue del 2,9%, y para este año la previsión es del 2,8%. Se mantiene la tendencia en el crecimiento del empleo, se afianza el consumo, la inversión crece y la recaudación seguirá en aumento.

En los últimos tres años se han creado 13.077 sociedades, 5.686 en el último año, por lo que se ha recuperado buena parte de las empresas perdidas en la crisis, 15.000 entre 2008 y 2014. En total hay 141.595 empresas en el Archipiélago.

La riqueza económica de Canarias suma 44.206 millones de euros, y la renta per cápita es de 20.425 euros, aunque sigue siendo inferior a la media nacional (24.999).